BIOESTIMULANTES

están constituidos por un grupo diverso de sustancias que se pueden aplicar a las plantas con el objeto de obtener efectos beneficiosos sobre el crecimiento, la nutrición y la tolerancia frente a estreses bióticos o abióticos, independientemente del contenido en nutrientes.

Las plantas, al igual que todos los seres vivos no son entidades independientes en sus entornos, por el contrario son huéspedes y socios de microorganismos: bacterias y hongos.

Del resultado de esas asociaciones tanto externas como internas surgen adaptaciones que les permiten responder mejor al estrés biótico y abiótico. Con los bioestimulantes se trata de fortalecer esas asociaciones y por ende su papel protector de los cultivos.

Se considera bioestimulantes a hidrolizados de proteínas, extractos de algas marinas, silicio, quitosano, ácidos húmicos y fúlvicos, fosfito, hongos micorrícicos, Trichoderma, rizobacterias promotoras del crecimiento de las plantas (PGPR)

Al igual que en los Ensayos para valoración de efectos sobre plantas en invernadero que se han descripto en otro ítem, realizamos estudios para poner en evidencia el papel que juegan los diferentes formulados de bioestimulantes.

De igual manera se realizan otro tipo de ensayos para detectar efectos sobre microorganismos benéficos o estreses bióticos o abióticos como por ejemplo mejoras a la tolerancia a la salinidad, al estrés hídrico. Cualidades estas muy apreciadas en los bioestimulantes.